Negocios, ética y crisis actual, el por qué de la eclosión de las redes sociales

La mitad del mundo vive una de las crisis económicas más devastadoras y arriesgadas de la historia por la afluencia de hechos históricos producidos cíclicamente y la proximidad hacia el cumplimiento de ciclo. Una crisis en la que el Dinero debe ser analizado de forma distinta, una crisis en la que el mismo significado del dinero YA es distinto, una crisis en la que falta el dinero como punta del iceberg, porque evidentemente, faltan recursos, alimentos, energía y un largo etcétera de sobra conocido.

La otra mitad del mundo corresponde a economía en vías de desarrollo, es decir, subdesarrolladas y sometidas a la especulación de sus dirigentes, y economías ahora emergentes por su ubicación en la montaña rusa en el mapa geopolítico de este ciclo. Mientras los jóvenes exitosos, talentosos e hijos de la generación de la “opulencia” juran llevar una vida con reputación, se enfrentan a un escenario provocado por la generación que los precedió en su absoluta y total incapacidad humana.

El nuevo modelo productivo, el que encontró en Internet la posibilidad de tener acceso a la información en tiempo real y conexión con el resto del mundo sin limitaciones eclosiona porque mayoritariamente se centra en la ética, exalta la ética, fomenta la ética… se alimenta de la ética, como sinónimo primigenio de la calidad.

Dentro del análisis más antropológico del ser humano, la falta de ética es como uno de los 7 pecados capitales, inherentes al ser humano, únicamente teniendo conciencia de la situación actual y tomándola como una herramienta de aprendizaje, visión a largo plazo y atendiendo a criterios de auto sustento,  podemos lograr aplicar la ética a nuestros negocios logrando la construcción del liderazgo y concentrando en el compromiso… en la reputación, el éxito en los negocios y principalmente, el éxito en las redes sociales, donde diariamente se generan de forma inmediata nuevas alianzas, nuevas oportunidades de negocios, nuevas estrategias de marketing online.

Es por este motivo que uno de los grandes retos del éxito en los negocios online, radica no en el hecho de conocer y aplicar las herramientas disponibles, sin restar importancia al seguimiento de los procesos operativos ad-hoc, sino en la toma de conciencia de un indiscutible hecho: la reputación supone un cambio total y extremo en los comportamientos a los que es más proclive el ser humano per-se, la reputación supone una transformación, desde dentro, una asunción del compromiso como parte imprescindible para lograr una presencia activa…clave sin duda, del éxito en los negocios.

Para finalizar, conviene no olvidar que existe una estrecha relación entre las características que rodean al nuevo sistema productivo que, diariamente se gesta en las plataformas online, redes sociales principalmente, y la huída de la ausencia de valores, el acceso al enriquecimiento fácil, la especulación y los modelos productivos basados en la ausencia total de producción, eficiencia o reparto de recursos.

La crisis económica actual ha supuesto un aumento del auge de los nuevos negocios online y, una de las razones, radica en su naturaleza potenciadora de los valores humanos como premisas básicas para la consolidación de la reputación y el éxito en los negocios.

No en vano, si observamos en un ejercicio de análisis, la calidad y el trasfondo de los contenidos online con mayor número de “me gusta” o “retweets ” nos daremos cuenta que, a mayor calidad, a mayor compromiso a mayor transmisión de conocimientos y opiniones, mayor nivel de seguimiento y, por lo tanto, mayores oportunidades de negocio.

El establecimiento de un código ético es clave para la consecución de los objetivos en los nuevos negocios, para ello:

Exprese su forma de ser a través de sus opiniones
– Hable siempre desde su punto de vista
– Responda a todos los comentarios
– Involúcrese con su comunidad de seguidores y no como un mero trámite para lograr el incremento de tráfico, sino como forma de establecer y fomentar la confianza.
– No se olvide de la calidad
– Sea proactivo
– Escuche las sugerencias o quejas que le manifiesten sobre su marca y ponga en práctica algún plan de acción para subsanar cualquier error de forma inmediata.

Ética y eficiencia. Compromiso y reputación. Constancia y honestidad. Todas ellas son hoy variables a tener en cuenta en su estrategia de marketing online, ya que son las principales diferencias con un modelo productivo obsoleto y caduco que la crisis global del siglo XXI se encargó de relegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *