El turismo ya se hacia en tiempos de los romanos

Que a todo el mundo le gusta viajar no es ningún secreto que no conozcamos. Tal vez debido a nuestro pasado nómada sentimos la necesidad de salir de viaje y conocer otros lugares, aunque sea solamente por unos días para regresar con ganas de retomar nuestras costumbres.

Sin embargo, las tendencias a la hora de viajar han ido cambiando a medida que tanto los medios de transporte como los destinos turísticos han ido evolucionando, así como los gustos de la mayoría o incluso la oferta que cada destino ofrece con la intención de aumentar el número de personas que lo visitan y convertirse en una opción cuando se habla de salir de viaje.

En la Roma imperial

Los romanos fueron probablemente los primeros que pusieron de moda el turismo, aunque lo cierto es que este era muy diferente del que conocemos ahora. Se viajaba por todo el imperio, pero un viaje a Tailandia, por ejemplo, no estaba en la mente de los viajeros, sobre todo porque lugares como estos no se conocían o se consideraban poco interesantes y llenos de bárbaros que poco podían aportar al ocio y la cultura.

Los ciudadanos romanos, sobre todo aquellos que tenían un alto poder adquisitivo, viajaban por la geografía con el objetivo de descansar, por lo que las fuentes termales que poco a poco se fueron conociendo a medida que se conquistaban territorios fueron convirtiéndose en lugares a los que estos iban para tomar baños y beneficiarse de las propiedades de las aguas de estas fuentes.

La Edad Media

La era medieval fue muy poco propicia para la humanidad en muchos aspectos, pero en el de los viajes contó con una interesante aportación gracias a descubridores como Marco Polo,Cristobal Colón o Magallanes, que se dedicaron a viajar alrededor del mundo en busca de lugares desconocidos, los cuales aunque aún no se identificaban con el turismo con el paso del tiempo se convertirían en algunos de los destinos predilectos por los viajeros, como pueden ser las playas del Caribe o las capitales asiáticas que hoy forman parte de cualquier catálogo de viajes de una agencia de vacaciones.

Sin importar cuáles fueran en un principio los motivos que llevaron a estos aventureros a recorrer todo el globo terráqueo, lo cierto es que gracias a ellos tenemos un conocimiento completo de casi todo lo que hay en nuestro planeta, y sin esas ganas de ver mundo que tenían los marineros no habría sido posible hacer turismo y salir de vacaciones tal y como lo conocemos hoy.

El turismo moderno

Si bien es cierto que el turismo, de un modo u otro, se conoce desde hace miles de años, en la definición de turismo moderno tal y como lo conocemos hoy en día se puede marcar como punto de partida el siglo XIX, con los primeros cruceros de placer de los que se tiene registro. Con el paso del tiempo los turistas empezaron a elegir un punto en concreto en el que quedarse y empezó así el auge de los alojamientos de ocio, como hoteles y otro tipo de establecimientos turísticos para hacer más agradable la estancia a los interesados en conocer la zona.

Hoy resulta muy común realizar un viaje a Tailandia para conocer Bangkok o el mercado flotante de Amphawa, o ir hasta China para ver en persona la Gran Muralla, visitar México para observar los restos de la cultura Maya o pasar unos días en las playas del Caribe.

Como ya hemos mencionado, las preferencias sobre destinos de vacaciones están marcadas muchas veces por la cultura y el momento, y a pesar de que no se puede dejar de reconocer que existen destinos turísticos que parecen mantenerse en vigor por mucho que sea el tiempo que pase, también existen otros muchos destinos alrededor del mundo que van aumentando y disminuyendo en interés según las preferencias de la gente, que viaja más a unos u otros a menudo guiándose por las ofertas, la gente que conoce o simplemente porque se ha enterado de que es el último destino de moda que ha salido a la luz.

Este es un breve resumen de lo que uno se puede encontrar si analiza un poco la historia del turismo. Se han tratado solo algunos momentos de la historia, aunque existen otros muchos otros que merece la pena destacar y que se comentarán más adelante en futuros artículos. Si te gusta la aventura, no dejes de pasarte por aquí para seguir conociendo más el apasionante mundo de los viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *